Sobre mí: Un blog interesado

Desde la puerta de Medialuna siempre me parece emocionante
No crean que voy a contarles mi vida el primer día. Siento cierto reparo a la hora de desvelar mis intimidades, sobre todo si tengo que identificar a los miembros de mi familia, que son dos hijos, Dani y Pablo, criados a la par que Medialuna, y una hija llamada Luz. La pequeña nació en diciembre de 2010 para advertirme de que la vida puede deparar sorpresas maravillosas.¡Me pasé todo el embarazo de mudanza y rezando para estar tan sana que no tuviera que ausentarme demasiado¡.

 Con tan solo diez días, Luz se vino conmigo a  a trabajar. Ha salido bastante aplicada. Nada es casualidad. Con ella me pasa lo mismo que con la empresa: No he dejado de sorprenderme desde que la fundé en 2000 ¡Cuánto me alegro! 

Contar cómo gestiono mi familia numerosa al mismo tiempo que mis dos empresas (también creé el sello editorial LoQueNoExiste en 2007), tendría suficiente carga emocional para el entretenimiento.  Si me conoces, sabes que hablo de mis vivencias profesionales y domésticas con naturalidad. Nunca he puesto una barrera demasiada grande entre ambas; la mayor parte de mis colaboradores han compartido mesa en casa y presumo, a menudo, de ser la misma en todas partes. Reconozco, sin embargo, que algunos paisajes me cambian el ánimo.  En Santander, por ejemplo, me lleno de nostalgia. Soy otra en mi propia tierra.

No quiero propasarme con estas confesiones íntimas en un espacio tan abierto. Este es un blog interesado. Esperan que hable de Comunicación, que promocione Medialuna y de paso la editorial LoQueNoExiste; que presuma de dos títulos universitarios (Periodismo y Ciencias Políticas), un master en Comunicación empresarial, libros publicados, y conferencias impartidas en numerosas universidades. Sin embargo, estoy convencida de la verdadera sabiduría no habita solo en los datos o en los libros sino, también, en el corazón.

Prefiero las emociones a las razones. He conocido a sabios que apenas dominaban la ortografía y eruditos incapaces de pedir perdón o acompañar en un lamento.

Sin miedo a desnudarme
Lo haré, lo de contar Comunicación, a mi manera, sin miedo a desnudar mis sentimientos, siendo yo. A fin de cuentas, este es mi blog, el de una mujer libre, independiente, administradora única de su empresa y de su casa que batalla cada día por demostrarse a sí misma que es posible hacer familia y hacer empresa .Por último, les digo mi frase favorita: Es nuestra luz, no nuestra oscuridad, la que nos asusta. A ti también, estoy segura.