El puñetazo de María Andrés

La (in)visibilidad femenina es, por fin, visible. María Andrés, directora de la Oficina del Parlamento Europeo, ha puesto en marcha una iniciativa imparable: #DóndeEstánEllas. Quiere estimular la presencia de mujeres - como ponentes y expertas- en foros, debates, conferencias o simposios. Celebro el primer año de campaña, convencida de que #DóndeEstánEllas seguirá creciendo en seguidores. Celebro cómo es María: visible, sensible, inteligible y alta; alta de miras y humanidad.

Este viernes, uno de marzo de 2019, he sentido la Sala de Europa llena de esperanza. Cincuenta y cinco organizaciones se han comprometido a sacar del saco oscuro de la indiferencia a mujeres capaces, valiosas, expertas y sabias. Más empresas, instituciones y personalidades firmarán su adhesión a la iniciativa #DóndeEstánEllas en próximos meses y años.

Quiero estampar mi propia firma de adhesión desde Medialuna, a modo de revancha, convencida de que hacer visible el talento de otras mujeres es un ejercicio de autoestima. Todo parte del interior: si me reconozco a mi misma, podré también reconocer el talento de mis hermanas y hermanos. ¿Cuánta terapia es necesaria para entender la fórmula de la igualdad? Es cada vez más fácil el ejercicio: Cincuenta talentos más cincuenta talentos son igual a cien talentos. ¡No me gusta el desperdicio humano! Quiero ecología y matemáticas; o tal vez leer a Emilia Pardo Bazán, como recordó Francisco Fonseca, director de la Representación de la Comisión Europea, durante su poética intervención.

¿Cómo es posible que, en los debates y paneles sobre ámbito europeo, solo participe una mujer de cada tres ponentes expertos? ¿Dónde están ellas? Se preguntó María. Y no se quedó callada. Ha dado una respuesta contundente, un puñetazo en el techo de cristal. Gracias por tanto talento. Quiero verte más. @MPpescador




Comentarios

Entradas populares