miércoles, 27 de septiembre de 2017

Mi nube rosa y tú



Hay sueños que se cumplen cada día; y otros que apenas recordamos. El lunes tuve uno del que no quería despertar: Estaba en una nube, flotando entre amistades, amores consistentes y muchas cámaras. No me encontré con ningún pinchanube ( de esos que te dicen la mala cara que tienes, te preguntan si te acaba de abandonar el novio o insisten en que las cosas son tan jodidas que no hay vuelta de ojo). O no lo vi o estaba yo tan dormida que no lo saludé.

Fue, el evento del lunes en el auditorio Bankia, como viajar por la felicidad plácidamente. Miro mi cara entre la de Dani y la de Paula y me traslado a la ilusión de los veinte . Podemos revivir las emociones si mantenemos el corazón abierto. Este libro que presentamos con tanto esmero, Empresarias, una manera de estar en el mundo (LoQueNoExiste) me ha cargado los sueños. Y quiero seguir así, en mi cielo, esquivando a los pinchanubes, convencida de nuevo de que la vida hay que vivirla a tope, afrontando cada día como si fuera el último; sorprendiéndome cada despertar como si fuera un regalo.

No es casualidad que Empresarias, una manera de estar en el mundo, haya sido publicada por nuestro sello en septiembre. Es el mes de la alegría, de la renovación. Es mi mes. Nací el 24 de septiembre. Siento predilección por todos los otoños. Hicimos muchas fotos. Hubo grandes momentos. Tres grandes empresas nos ayudaron: Bankia, Correos y Medialuna, la que fundé yo misma hace ya diecisiete septiembres. Todo lo que dije fue tan sincero como Dani y como Paula: Pura espontaneidad.

- "Oye, conmigo no vayas de jefa que soy tu hijo".

Esta es la frase en la que descubres que lo único que puede salvarte de tu máscara infructuosa es un abrazo; que solo el tú a tú, la mirada franca, la ilusión, acaban despertando una sonrisa; que la honestidad es rentable. Claro que sí, la honestidad es muy rentable tanto en casa, como en la escuela y sobre todo en el trabajo. Casi un centenar de mujeres han escrito sus textos con el corazón; las autoras nos hemos unido para explicar por qué unos negocios prosperan y otros fracasan.

Lo tenemos muy claro: hay que ser buenos para construir; hay que hacer empresas responsables; hay que ser persona antes que nada. Gracias por acompañarme. Voy a compartir aquí algunas fotos más. Como no puedo nombraros a todas te diré algo, querida autora de este estupendo libro: Cierra los ojos: "te amo. Gracias por formar parte de mi vida y de este libro; por regalarme tu experiencia". Aquí algunas fotos más de la bonita mañana de lunes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario