martes, 29 de agosto de 2017

El último post que te escribo

Tengo necesidad de escribir. Llevo casi todo el mes de agosto sin hacerlo por culpa de ‎mi nuevo teléfono táctil al que me está costando acostumbrar los dedos. Tuve que despedir a mi querida BlackBerry Passport porque se quedaba sin wasap. Un disgusto, una decepción enorme, considerando mi dependencia a ese teclado mecánico que manejaba con tanta rapidez.

Lo táctil me parece un timo moderno. Ahora me toca escribirlo todo sin apretar ni sentir una sola tecla. ¡No es lo mismo! Pero no me ha quedado otra que acoplarme a la sinfonía general de todos somos táctiles. No estaba dispuesta a quedarme sin wasap por el apego y dependencia a una BlackBerry inadaptada a los nuevos tiempos.

Llevaba doce años conviviendo con la BlackBerry, casi el mismo tiempo que contigo.