jueves, 22 de junio de 2017

Noche de palabras poderosas con mujeres Top Cien

Eva Levy a mi izquierda y Alicia Kaufmann
Anoche celebré encuentro con mujeres especiales en la gala Top Cien, organizada por Mujeres&Cia. Algunas novedades: Los retos expresados en público- ante más de 400 personas que llenaban el auditorio de Repsol-  de grandes empresas que se han propuesto aumentar el número de mujeres en los altos vuelos de sus organizaciones. Y, sobre todo, las palabras poderosas de Eva Serrano, presidenta de ASEME, sobre cómo podemos mejorar nuestra presencia en el mundo empresarial cuando, de una vez por todas, mejoremos nuestra presencia en casa; es decir, cuando todos nos sintamos tan igual de responsables a la hora de llevar y traer a los niños al colegio o de pensar que tenemos que comprar plátanos para la merienda.

Me gusta esta foto que aparezco con Alicia Kaufmann y Eva Levy. Disfruto su amistad. La de ambas y la mía, con cada cual a su manera. ¡Son tan distintas y tan valiosas!.Tienen alguna frase reveladora: "La autoridad no te la da nadie. Tómala". Han andado mucho, en mil batallas personales y profesionales, y siguen la brecha de las causas justas, defendiendo un espacio más femenino, más plural, más diverso, más suyo, y por tanto, más nuestro: Es el espacio de nuestros hijos, de nuestras parejas, de nuestro día a día en la empresa y en la vida. Son, además, autoras de libros- Entre diversidad y fragmentación, de Eva Levy y Mujer, poder y dinero, de Alicia Kaufmann; editados ambos por LoQueNoExiste. Estas dos top cien o top mil dan conferencias, echan broncas a las mujeres que no colaboran entre sí; conscientes de que solo el amor es capaz de lograr grandes metas, sean empresariales o personales. ¡Gracias por vuestra amistad!


lunes, 8 de mayo de 2017

CON CARMEN Y BELÉN EN LA SIERRA DE MADRID



La de la izquierda es Carmen. ‎Solo ve por dentro. Quiero decir: las emociones, corazonadas, sentimientos, deseos. Tiene una hija música de 25 años. Cuando sólo contaba tres, Carmen llevaba a su pequeña al parque con una sola condición: “si no cumples las reglas, mañana no vuelves. Nunca me defraudó", recuerda. Fue fácil criarla con la visión y fortaleza que muestra esta mujer enérgica.

A su lado está Belén, más fuerte que sus pies "reconstruidos", como ella misma los describe. Narradora de historias reales e imaginarias. La suya es auténtica. Superó el mal sueño de un conductor que cerró los ojos en plena carretera y le aplastó el esbelto cuerpo de escaladora. Belén no se pregunta ni por qué ni cómo. Solo se da respuestas: "no quiero volver a la silla de ruedas". Por eso, tal vez, resiste con sus muletas esta ruta emprendida a pie desde el embalse de Picadas hasta Pelayos de la Presa, en la Sierra de Madrid. Por eso, también, recorre independiente el sendero de su propia vida, sabiendo que "primero ocupo yo mi espacio. Después, dejo sitio para los demás". Es la lección de una sabia escritora, dispuesta a seguir andando aunque el dolor apriete. Solo echa mano del parche de morfina cuando el dolor resulta insoportable. "Hay que aprender a vivir la vida", comenta

Alegría en el pantano de San Juan

A Belén le gusta que los jóvenes amigos de tertulias y excusiones con los que acostumbra a pasar buenos ratos libres le llamen “la abuela”. Aunque no tiene nietos, ni vástagos herederos, conserva intacta la sonrisa de veinteañera y el alma de escaladora. Domina cuestiones vitales.

miércoles, 12 de abril de 2017

Por qué nos separamos de España o del marido

Estamos en crisis en aquel momento en el que lo viejo no termina de morir y lo nuevo no termina de nacer. ‎Así reflexionaba el filósofo marxista italiano Antonio Gramsci, autor de Cuadernos de la Cárcel. Crisis es un periodo de transición hacia lo desconocido. En el ámbito político o colectivo ocurre cuando el sistema antiguo y dominante no acaba de solucionar los problemas de la sociedad, o las fuerzas hegemónicas no responden a las necesidades o inquietudes de la gente: empleo, bienestar, salud, economía. La insatisfacción permanente es o puede acabar siendo un polvorín.

Esta valoración del sabio Gramsci puede aplicarse al momento actual de nuestra política española o a la situación mundial bañada de primaveras árabes, amenazas terroristas y populismos en los que el ser humano se convierte en víctima. El concepto es útil para entender lo que ocurre a menudo en nuestra vida privada: entramos en crisis ante una muerte, una separación, un cambio de trabajo o un despido. Padecemos angustia, tensión, dolor ante las despedidas. La pérdida o la insatisfacción que nos produce “lo viejo” engendran en nosotros rabia sentimiento de desarraigo, agresividad cuando no conseguimos salir del atolladero.

El sentimiento de abandono, la actitud defensiva


viernes, 24 de marzo de 2017

La noche de Genios y creativos en Casa de Asturias

Anoche presentamos en la Casa Asturiana de Madrid la obra, Genios y creativos. Cómo reconocer su talento, escrita por el doctor Francisco Alonso-Fernández para nuestro sello LoQueNoExiste. Nos acompañaron Esperanza Aguirre, Valentín Martínez-Otero y decenas de amigos, autores, médicos, directivos y periodistas.



Les advertí a todos que este título podría decepcionar porque no es un libro de auto-ayuda, de esos que se leen bajando por la escalera. Es una obra rigurosa, científica, que analiza personalidades relevantes de la historia y nos enseña al genio, al superdotado, al creativo, al idiota, en personajes reales de nuestra historia.

Es el segundo libro del eminente doctor que editamos en LoQueNoExiste. El primero fue Depresión. Todas las respuestas para entenderla y superarla. Lo escribió hace apenas un año, en colaboración con Rosi Rodríguez Loranca. Este nuevo título es el número 53 del autor. Imaginen: Ha escrito 53 libros.

53 libros y jugando al tenis
Muchas letras para una sola vida, considerando que no ha sido un hombre dedicado en exclusiva a la escritura: El doctor tiene tres hijas, seis nietos; ha jugado mucho al tenis, ha abierto una clínica, ha ejercido la medicina, la sigue ejerciendo y continúa hoy preocupado por sus pacientes. 
"¿Qué pinto yo ya aquí? Mis amigos se han ido"
Hace poco me leyó una carta agradecida de una paciente suya, a la que “le había devuelto las ganas de vivir”. Estaba emocionado. Quién es en realidad este médico, psicólogo, académico y maestro de Psiquiatras. Comparto con vosotros en este blog algunas confidencias, frases de esta eminencia entre café y té:

- “Mercedes, cuando era joven solo tenía dos aspiraciones: el conocimiento y llegar a lo más en Psiquiatría. Conseguí la Cátedra de Psiquiatría de Sevilla. Entonces, la cátedra de psiquiatría era el todo”.

Con solo 24 años, ya había logrado sacarse una oposición y ser un jefazo en el Instituto Provincial de La Coruña. Y a los 22, estaba ya casado….

- “Fui siempre fiel a mi mujer. Estuvimos siempre juntos hasta hace poco más de un año…” me dijo con enorme nostalgia recientemente.
Comparto algunas otras confidencias suyas que me entristecen: “Muchas noches, cuando cierro los ojos, me digo a mi mismo: A ver si mañana no despierto. He perdido a mis amigos, muchos han desaparecido, se han ido. ¿Qué pinto yo ya aquí?”  Nunca me lo he creído. Este hombre es un amante de la vida, del amor, un resistente, una referencia intelectual. Me quedo con otra frase tan suya: ¿Qué es la vida sin esa ilusión del amor?

Un viaje a Portugal en busca de nuevas ideas
Hace unos meses, en el Algarbe, en Portugal, en un Congreso de Psiquiatría al que tuve el privilegio de acompañarle, se nos ocurrió la idea de esta presentación:

- “Esperanza Aguirre sería perfecta para presentar este libro. Tiene personalidad…, talento…colaboró con una empresa de cazatalentos y, aunque no coincida del todo con sus ideas (ya sabes, soy algo republicano) podemos pedirle que nos acompañe”, sugirió el autor.

Lo cierto es que, como si Esperanza nos hubiera escuchado desde aquella villa portuguesa, la tarde en la que fuimos a verla a su despacho para presentar el libro, ella misma se ofreció a acompañarnos. En realidad, no tuvimos que pedírselo; se brindó generosamente a participar. Así lo presentamos anoche, juntos, con la estupenda intervención del presidente de la Casa asturiana, Valentín Martínez-Otero con las brillantes palabras de Esperanza Aguirre refiriéndose a la escasez de buenos genios en el ámbito de la política.

Fue una tarde llena de sabiduría, encuentros con la historia y la humanidad del genio.


lunes, 6 de marzo de 2017

Empresarias y líderes vizcaínas, heroínas silenciosas con AED


El miércoles dos de marzo, día soleado en Bilbao, tuve la suerte de participar en la presentación de resultados del primer estudio sobre mujeres empresarias vascas realizado por la Asociación de Empresarias y Directivas de Vizcaya (AED), celebrado en el edificio Iberdrola de la capital vasca. Los datos rompen mitos. También revelan misterios: un gran porcentaje dice que creó su empresa por vocación; otras apuntan como causa "sacar adelante a la familia". La mayoría asegura sentirse “satisfecha” de haberse instalado por su cuenta.

Satisfechas y conciliadoras

Con integrantes de AED y del Gobierno vasco
Me identifico con las variables del estudio y la personalidad esbozada, expuestas ante una sala abarrotada de mujeres curiosas: Cuando monté mi empresa, tenía más de diez años de experiencia profesional en Relaciones Públicas y Comunicación; entiendo y soy flexible con aspectos tales como la conciliación, la comunicación interna y el "buen rollito". Nuestro estilo directivo es más conciliador y nuestras empresas consistentes, como revela el dato vasco de que la mayoría supera los veinte años de existencia. La mía cuenta dieciséis, pero no está en mi agenda abandonarla.

Amigas de AED, vuestros datos, los del estudio que acabáis de presentar, aportan conocimiento y oportunidad a otras muchas mujeres que aspiran a crear sus propios negocios: seis de cada diez mujeres empresarias en vizcaínas iniciaron su actividad por vocación; solo el 18% usaron ayudas y subvenciones para abrir la empresa; un 73% lo hizo con recursos propios; siete de cada diez son de nueva creación; cuatro de cada diez hace frente a más del 75% del ingreso familiar.

miércoles, 25 de enero de 2017

Mi discurso de presentación: Gracias

 Comparto mi discurso de presentación de Comunicación en cuatro pasos (LoQueNoExiste) en El Corte Inglés de Callao. Noche llena de amistad y emociones compartidas:

Con Rocío Amores y María Oña
Gracias, María Oña, Rocío Amores, amigas ex colegialas veinteañeras de universidad, clientes, equipo Medialuna, Carolina Orihuela, editora de LoQueNoExiste y de este libro; gracias, autores, familia, gracias cuidadoras de mis hijos, gracias al Corte Inglés por invitarnos en esta Sala de Ámbito Cultural. No sé si meterme debajo de la mesa, si salir corriendo, o si creerme ese retrato tan luminoso que acabáis de hacerme. Me quedo sin palabras....

Sí. Somos palabras, las que decimos y las que no decimos. Lo que callamos y cómo decimos lo que decimos. Somos la ausencia y la presencia.“En el principio fue la palabra…”, así que no puedo defraudaros. Tengo que hablar de mí y de mi libro. Comunicación en cuatro pasos empezó con una pregunta que aún me sigo haciendo: ¿Te has dado permiso?

Sí, permiso; permiso para ser, para vencer el miedo a equivocarme; permiso para creer que es posible. De esto, de cómo vencer el miedo, escribo en la primera parte del libro.

¿A qué tenemos miedo? “Es nuestra luz, no nuestra oscuridad lo que nos asusta”. Me pregunto ¿quién soy yo para sentarme aquí y soltaros este rollo a las siete de la tarde? En realidad, ¿quién soy yo para no hacerlo? Somos poderosos sin medida. Hemos nacido para brillar.

viernes, 13 de enero de 2017

El último discurso de Hillary, sin lágrimas y cargado de sueños

Lecciones de liderazgo

Estados Unidos ha perdido una gran oportunidad con la derrota de Hillary Clinton. Después de 44 presidentes, ella ha sido para millones de personas, la esperanza de romper el techo de cristal de la presidencia, que ninguna otra mujer había superado ni de lejos. No ha sido así, pero conviene apreciar el enorme valor y la osadía de esta mujer de fuerte temperamento, trabajadora y resistente, curtida en mil batallas.

Esta casualidad del destino, sin embargo, no le quita mérito a una Hillary que nos deja importantes lecciones de comunicación y humanidad. Son lecciones que sirven para construir liderazgos en todos los ámbitos de la vida, no solo el político. Ella sigue siendo un ejemplo de perfecta comunicadora y todos sabemos que no siempre gana el mejor.

Analizo algunos aspectos de su comunicación, poniendo en contexto su personalidad en el entorno de su propio país, con el objetivo de extraer ideas que pueden inspirarnos a todos.

Empecemos por Estados Unidos: Lo que más suele gustar (e impresionar) de Estados Unidos a los europeos, generalmente tan resignados, es la idea de que todo es posible si uno dedica tiempo y trabajo a cumplir sus sueños. En el discurso de Hillary, tras la victoria de Trump, sigue dejando constancia de su perseverancia y de su capacidad para seguir creyendo: Esto dijo:

  •  “Sigamos luchando por el resto de nuestras vidas, en especial las mujeres; nada me ha dado más orgullo que ser su campeona”
  •  A todas las niñas: “Nunca duden de que ustedes son valiosas y poderosas, y que ustedes deben perseguir e ir por sus propios sueños”





Ayer presenté la obra de Hillary, el poder de la superación, analizando las claves de su comunicación

Hillary ha representado y sigue representando el conjunto de virtudes que hacen grande a cualquier líder: genio e inteligencia, conocimiento de la realidad, capacidad de trabajo, entusiasmo por su país, optimismo y talento. Estamos ante una mujer (una persona) de liderazgo natural, con una personalidad muy consolidada que nos deja huella. Nadie ignora ni sus actitudes, ni sus creencias, ni sus intenciones. Existen tres factores añadidos que configuran el liderazgo: la personalidad, la confianza y el discurso. Los menciono:

Personalidad ¿Cómo es Hillary?

Expresa siempre una profunda fe en sí misma y en los seres humanos. Esa fe la ha transmitido en su tono de voz, en su presencia rotunda, en toda su comunicación verbal y no verbal, durante los encuentros públicos. Hillary es la viva expresión de ese sueño americano construido sobre el inmenso poder del ser humano para alcanzar cualquier meta si se lo propone. Insisto, esta vez no logró la victoria final, pero esto es solo una anécdota en su gran trayectoria profesional.

Parece siempre dispuesta a decir a todos: Si yo puedo, vosotros también podéis, creed en vosotros mismos. No os desaniméis. En su discurso final, insistió:

  •  “Lo siento. Gracias. Sé cómo os sentís. Será doloroso. Espero ver cómo lo conseguís vosotras”

Segundo factor clave del líder: La confianza

¿Hasta qué punto Hillary ha inspirado confianza en esta contienda? Usaré una frase que en su momento logró derribar a un presidente de los Estados Unidos ¿Compraría usted un coche de segunda mano? Esta maldad del equipo electoral de Kennedy contra Nixon en la campaña electoral de 1960 alcanzó tanto éxito porque sin decir nada lo dice todo.

¿El supuesto escándalo de los emails contra Hillary hizo que esta confianza se tambaleara? Las acusaciones, ataques, insultos han sido constantes. La batalla final se libró contra este aspecto clave en cualquier líder: inspira o no inspira confianza. Aunque fueran ataques basados en la mentira, tienen su efectividad: la violencia verbal y la mentira consiguen movilizar.

De la forma de inspirar confianza se ha escrito mucho, y también de cómo hacer una campaña electoral. Los romanos nos dejaron lecciones que no han pasado de moda y siguen vigentes.

Al observar los mensajes de esta contienda electoral entre Hillary y Trump, uno se da cuenta de que poco hay de nuevo, salvo la técnica y los canales (ahora los mensajes viajan por twitter) que haya mejorado la forma con que Cicerón conquistaba las mentes y los corazones de sus vecinos. En esencia, casi todo sigue igual.

En ‘Breviario de campaña electoral’, el manual escrito por Quinto Tulio Cicerón para uso de su célebre hermano mayor, Marco Tulio, candidato a cónsul de Roma algunos años antes de que naciera Jesucristo, podemos entender algunas estrategias. Lo que aconsejaba Quinto a Marco eran argucias para ganarse el fervor de los votantes. Entre ellas, destaco dos:

- “Debes adaptar el mensaje a cada persona que conoces, cambiando tu discurso cuando sea necesario (…). Se mueve a la gente más por apariencias que por la realidad”.
-“No estará nada mal recordar a la gente lo canallas que son tus rivales y difamarlos cada vez que se presente la oportunidad con los crímenes, escándalos sexuales y corrupción en la que han caído”.
Veinte siglos más tarde, estas recomendaciones del pequeño de los Cicerón siguen siendo sorprendentemente válidas, por la actualidad en los hechos que describe. Cada cual que juzgue si se han seguido estos dos consejos a rajatabla o no. Si los ha tenido en cuenta Hillary o Trump y en qué medida.

El tercer aspecto de cualquier líder: el discurso.

Un pelotón de asesores de imagen ha estudiado meticulosamente la vestimenta, el peinado y su aspecto. Se ha escrito mucho sobre cómo ha vestido Clinton en cada intervención pública, sobre sus peinados, sobre si aparecía cansada y con arrugas, en fin, sobre los muchos años que tiene. Nada igual se ha escrito o no tanto sobre los otros candidatos, con los que ha competido.

¿Cómo ha sido el discurso de Hillary a lo largo de la contienda e, incluso, en su última intervención? Ha seguido estas premisas, útiles para cualquier orador. Apunto algunas frases de su discurso final:

 Piensa en su audiencia, habla para ella y de ella: “Si trabajamos juntos respetando nuestras diferencias, nuestros mejores días están por delante”

Revela su curiosidad, su pasión, e inspira a otros: 
“Juntos somos más fuertes, y nunca deben lamentarse de haber luchado por sus sueños”

 No alardea ni resulta excesiva en su ego. Se muestra a veces vulnerable, habla de sus fracasos y de cómo los ha superado.
No nos cansemos de hacer el bien, no nos descorazonemos, aún hay mucho trabajo por hacer”.

Fama y prestigio (un buen nombre) son virtudes que se presuponen en un candidato. Hillary las tiene y las ha demostrado. De las muchas crónicas sobre su oratoria destacan las que mencionan su enorme capacidad de trabajo para preparar lo que tiene que decir en cada caso y en cada lugar. Ha sido la candidata con mayor número de votos, ciertamente, y la que mejores discursos nos ha regalado.

Su intervención final es digna de una eminencia. No ha llorado. Lo sabemos. Ha mostrado su enorme capacidad para encajar cualquier adversidad del destino con entereza. Este título que hoy presentamos en el Ámbito Cultural de El Corte Inglés de Callao (Madrid) es, sin duda, muy oportuno: Hillary, el poder de la superación (editorial Catarata).