viernes, 22 de abril de 2016

“Me lo merezco yo”

Anoche asistí a la fiesta de las empresarias de ASEME. Fueron premiadas siete mujeres: Mi amiga Mercedes Wullich, y otras conocidas como María José Corrales, Blanca Losada, Rosa Nieves León, Ana Cristina Llorens, María José Otero, y Mabel Lozano. Impresiona su capacidad para transmitir emociones sencillas en sus discursos de recogida de premio. “Me siento muy feliz esta noche, estoy contenta; doy gracias a mis hijos, a mi marido, a la humanidad, a mis suegros…”, fueron las palabras más repetidas.Solo una de las galardonadas afirmó, subida en el escenario con la mirada al frente: “Yo me lo merezco tanto como ellos”. Se refería a sus trabajadores. Observé, curiosa, su empoderamiento como una muestra de sinceridad inconsciente. Entre las mujeres suele ser poco común creernos merecedoras de halagos.

lunes, 18 de abril de 2016

La puerta abierta a la formación en el Vivero de Vallecas

Foto en la puerta de Medialuna 
Imparto en el Vivero de Vallecas (Madrid) un seminario titulado Sin vergüenza, comunicación para vender. Tendrá lugar la mañana del jueves 28 de abril . Puede inscribirse cualquier emprendedor, directivo o empresario que crea que la comunicación sirve para desarrollar, lanzar o encauzar un negocio del tipo que sea. También, aquellos que no lo crean en absoluto o duden de su efectividad. Les demostraremos que la comunicación es un arma poderosa en casi todo los frentes empresariales, tanto si se usa mucho como poco.

martes, 12 de abril de 2016

"Era filósofo de niño. Después, estudió Filosofía"

Escuché a Jesús Portillo hablar, profunda y sabiamente, de dolor, de sufrimiento, de amor. Ocurrió en la presentación de su último libro- El Testamento vital del profesor Wicket, editado por LoQueNoExiste- a la que acudieron sus alumnos, amigos y familiares. Lo celebramos en el Club Antares de Sevilla, organizado por Medialuna para la editorial LoQueNoExiste el pasado 7 de abril. Decenas de estudiantes, en su mayoría menores de edad, describieron al autor como un mentor y un maestro vital. "Nos enseña a cuestionarnos todo; nos habla de la vida, de las cosas importantes, nos ayuda a vivir". Así se refirió al profesor uno de sus alumnos, que acudía junto a su padre, curioso por conocer al autor del que tanto le había hablado el hijo en casa: "No quería perderme la presentación de este libro.Tenía que venir a conocer a Jesús Portillo. Mi hijo me habla mucho de él, de sus clases", explicaba este padre sevillano.
El alumno y su padre acompañan al autor, Jesús Portillo en la presentación 



Emocionante tarde, cargada de homenajes de una madre (la del autor, Jesús Portillo) agradecida por su vida: "Ha sido un buen hijo", dijo. "Era ya filósofo de niño. Después, estudió Filosofía", dijo orgullosa del autor. "Soy hijo de ama de casa y de padre albañil", comentó el autor. "A ellos les debo todo". Derrochaban amor, conocimiento y sabiduría. Su estupenda mujer, sus muchos amigos, le regalaron preciosas palabras, admirados por su obra y sus palabras.Disfruté de todos ellos con Carolina Orihuela, colaboradora de la editorial que viajó conmigo a Sevilla con este motivo.


También, fue un lujo contar con el cardiólogo Luis Pastor, en la presentación de esta maravillosa obra llena de belleza: El Testamento vital del profesor Wicket. No se la pierden si les gusta la buena literatura. En este caso, el autor, tampoco desmerece su obra. Les dejo el discurso completo de Portillo, por si deciden quedarse una tarde de domingo en casa disfrutando de un filósofo de raza.