martes, 19 de mayo de 2015

Comparto este discurso de Medialuna en la Universidad CEU San Pablo

Presentación del I Informe OCARE sobre Comunicación y RSC

Madrid, Salón de Actos de la Universidad CEU San Pablo ,19 de mayo de 2015

Con miembros del Consejo Asesor de OCARE
Como estamos casi en familia, voy compartir algo que nunca he contado: cómo surgió Medialuna. Al nombre, me refiero.

Estaba embarazada de mi hijo Pablo y el médico me había dicho que casi seguro sería niña; así que, mientras miraba la luna de aquellas noches de verano, decidí que se llamaría LUNA. Pocos días después tuve un sueño. Supe, sin que me lo confirmaran los médicos, que sería niño; así que, aquella misma noche- había media luna- decidí que mi empresa tendría este nombre: Medialuna, y que la cuidaría como a un hijo.

Creo que las empresas son como las personas. Tienen sus órganos vitales y, entre ellos, hay uno fundamental: el corazón. Es difícil morirse cuando el corazón de una empresa sigue latiendo y bombeando sangre. El corazón de una empresa es su RSC. Una empresa sin responsabilidad social, que actúa sin implicarse sanamente con su entorno, tiene ya los días contados.

Ciertamente, y siendo el corazón un órgano tan vital en cualquier organización, a menudo se esconde.“Mejor que no se nos vea demasiado”, nos decimos. “Tal vez, si lo exponemos mucho, nos arriesgamos a que nos juzguen por su tamaño, a que nos comparen con otros, a que nos critiquen”, argumentamos. Este miedo a la visibilidad, a parecer presuntuosos o a exponer el valor de la RSC, es como el temor de aquellas abuelas a mostrar al niño precioso: “No presumas, no vaya a ser que lo echen mal de ojo...”

OCARE quiere romper con esa especie de oscurantismo o de falsa modestia. Quiere ser el escaparate del RSC en España, del corazón de las empresas, de sus prácticas responsables. No vamos a juzgar, ni tampoco a comparar las acciones en sí mismas. Vamos, simple y llanamente, a promover la comunicación de sus actividades e iniciativas responsables.

OCARE tiene una ideología. Nace con el convencimiento de que, si comunicamos más y mejor la RSC, podemos inspirar a otros a seguir la senda, a desarrollar iniciativas similares. OCARE surge para ser el altavoz de la RSC en España, para estimular lo bien y mucho que se comunica, para premiar el atrevimiento a la hora de vender las buenas causas, de hacer comunicación en positivo.

Gracias a la Universidad CEU San Pablo por el generoso apoyo recibido desde el principio. Hemos hecho un gran equipo, el mejor. La sintonía perfecta. Y también con los miembros del comité asesor que han mostrado una enorme generosidad, participando en la creación de los estatutos, las ideas y las actividades de este nuevo Observatorio, entre ellas la de los Premios que después comentaremos.

Lo dirigen dos mujeres, Elena Alonso, de Medialuna y Mónica Viñarás, profesora de esta Universidad. Están haciendo un gran trabajo. Gracias.
OCARE es para Medialuna una iniciativa de RSC sin ánimo de lucro económico. Es decir, forma parte ya del corazón de esta empresa que fundé en 2000.
Estamos en el principio y necesitamos sumar más miembros, más empresas, lograr la auto financiación. Nuestro objetivo es sencillo: favorecer que la RSC se comunique más y mejor.

Muchas gracias y contamos con todos para lograrlo.MP





No hay comentarios:

Publicar un comentario