miércoles, 20 de marzo de 2013

Mujeres invisibles, gran campaña

La idea de Ayuda en Acción, de hacer visibles a las mujeres que superan enormes obstáculos para poder ejercer sus derechos, es digna de premio. La campaña está siendo un éxito mediático, algo que a menudo es proporcional (no siempre) con el aumento de la solidaridad por parte de los ciudadanos. A pesar de las dificultades, numerosas organizaciones en España, como esta ONG, trabajan duro para conseguir financiación, seguir adelante y crecer. Las ideas resultan aún más eficaces cuando son éticas. Esta es -o debería ser- una máxima en el negocio de la comunicación, sin duda alguna y más en estos tiempos en los que toca dar más por menos, trabajar en busca de la supervivencia o del mantenimiento. Bajo el slogan de Mujeres Invisibles subyace la idea del empoderamiento, que ya reflejó la autora Elvira S. Muliterno en su obra Mujer Empoderada (loquenoexiste). Solo personas creativas que luchan por ser libres, por ejercer exactamente los mismos derechos que la otra mitad de la población, pueden contribuir a mejorar este mundo. Deberían poner este vídeo realizado por Ayuda en Acción al nuevo Papa Francisco, principal exponente de una institución segregada en la que las mujeres no participan aún en igualdad de condiciones que los hombres. ¿Será por falta de candidatas? No se pierdan el vídeo.


jueves, 7 de marzo de 2013

Protocolo de crisis en Twitter

Un buen Plan de Comunicación de crisis es como un buen ejército, nos da seguridad ante cualquier amenaza. Los peligros hoy siguen siendo en el fondo los mismos que en el pasado para cualquier empresa o marca: la puesta en cuestión de la calidad de un producto o de un servicio determinado; del buen hacer de la corporación, de sus propietarios, accionistas o directivos. Sin embargo los escenarios de conflicto son más amplios, indefinidos y abundantes. Las formas han cambiado. Las redes sociales se parecen en este sentido a los montes de mi tierra cántabra, donde se escondían los guerrilleros de pueblo, fornidos y poderosos, sin que nadie pudiera alcanzarles. Ni los árabes llegaron a conquistar esa tierra por desconocimiento del terreno. Puede ocurrir lo mismo en estos tiempos con los ataques que se fraguan en Twitter, en Facebook o desde otras redes sociales. El que no conozca este nuevo escenario, ni actúe en este territorio virtual, puede perder la batalla si la hubiera o recibir balazos sin capacidad de respuesta. En Medialuna hemos creado un Protocolo de actuación en Twitter, con mecanismos de actuación ante situaciones difíciles que pudieran poner en peligro- con o sin razones evidentes- la imagen de una marca o compañía. Los ciudadanos son hoy los fornidos guerrilleros escondidos en la nube. Las empresas no tienen todavía sus ejércitos preparados para defenderse en la Red. Qué contradicción.