martes, 26 de junio de 2012

El anuncio de Fernando

La campaña publicitaria ‘pilladas’ de idealista, con escenas eróticas de parejas variadas en coches, se ha convertido en un tema de debate en el café que ha levantado los ánimos a más de uno. No sé si para comprarse una casa, o para venderla urgentemente en el portal de idealista y largarse a cualquier coche de segunda mano a pasar la juerga de cualquier sábado. Fernando Encinar explica cómo surgió su idea: hicimos reuniones para ver por dónde tirar y se nos ocurrió que, la gente, cuando está en esa situación, lo que piensa es “ya podría tener yo una casa ahora para hacer el amor sin tener que tropezarme con el asiento”. Parte de la audiencia- mirando el anuncio plácidamente en el sofá de casa mientras come patatas fritas con tomate casero- habrá añorado aquellos descampados al amanecer y la tensión de la pillada. Dicen los idealistas que querían hacer un anuncio gamberro, fresco y real. A su estilo: Fernando es así, además de un simpático creativo. Por cierto, felicidades por el anuncio y por el culo.


martes, 12 de junio de 2012

El Tío Pepe arde en la Red

Una ingente fila de famosos columnócratas construyen opiniones e imparten cada día doctrinas desde los medios de comunicación hasta hace poco llamados serios, más recientemente tradicionales. De pronto, habla la masa y todos a escuchar por si acaso. ¿De qué se ha discutido más estos días en la Red? ¿Acaso de la llegada de los hombres de negro -¡ay, los alemanes!- para fiscalizar por fin a los banqueros patrios? Que va. El trending topic (perdón: el tema más comentado) ha sido un tejado de la Puerta del Sol donde luce rumboso el anuncio del Tío Pepe, encaramado allí desde 1936. Se ha corrido la voz de que van a levantarlo, y arde la Red. Ahora que la masa se puede contar (tantos miles en Twitter, otros tantos en Facebook y a ver qué se ha colgado en Youtube…), átese los machos el nuevo propietario del tejado, Apple, antes de osar acabar con tan raro símbolo del pasado. Antes de atreverse, la todopoderosa ‘manzana’ americana haría bien en acudir al método del Semáforo de Medialuna, para medir bien el impacto. O sea



jueves, 7 de junio de 2012

El semáforo de Medialuna

Los métodos de estudio de percepciones o de imagen se limitaban, hasta hace poco, a entrevistas selectivas con líderes de opinión influyentes. También incluían encuestas dirigidas a una muestra de la población. Las cosas han cambiado. Hoy, todo esto resulta insuficiente. Millones de consumidores se encuentran y dialogan en redes sociales; lanzan opiniones libremente, generando percepciones concretas en la nube. El antiguo boca a boca, tan determinante, ha cambiado de foco. En vez de voces hay tweets, mensajes en facebook, y comentarios bajo seudónimos que circulan con inmediatez. Si desea conocer las percepciones, no puede dejar de lado el diálogo de las comunidades online. Debe escuchar también en la red.

En este entorno de cotilleo globalizado, en el que todos hablan tanto y tan libremente, la capacidad de síntesis y de análisis de los Relaciones Públicas es crucial. Los especialistas en el estudio de percepciones necesitan sistemas efectivos para identificar fácilmente los mensajes dentro de las nuevas plataformas online. ¿Cómo valorar cualitativamente lo que se dicen sobre un asunto en redes sociales, blogs, webs o nuevos medios digitales?. En Medialuna contamos con un método claro y eficaz. Se llama el método del Semáforo. Consiste en ubicar las percepciones negativas dentro del color rojo; las positivas, en el verde; y las potencialmente alarmantes, por su posible negatividad, en el amarillo. Los criterios son semánticos, conceptuales.



El método del Semáforo de Medialuna permite a cualquier cliente activar de forma inmediata un plan de comunicación de crisis, una estrategia concreta para proteger o cuidar las percepciones sobre una marca o una persona víctima de ataques o rumores que atentan contra su reputación.