lunes, 18 de diciembre de 2017

“Hay golpes que no se dan y duelen más”

Alma de poeta, puño de campeón

Sergio Sánchez, este boxeador madrileño ganador de importantes medallas en el ring y en la vida, padre del precioso niño de cuatro años que le acompaña en la sala del Instituto New Life, no está frente a mí hablando de su trayectoria vital por casualidad. Ha venido de conferenciante con un mensaje claro para que yo logre entender mejor a mi hijo Pablo, que  cumple diecinueve años esta semana. “No creo en las casualidades sino en las causalidades”, dice el boxeador. Yo tampoco.

No me conoce de nada. No me gusta el boxeo. Confieso que me produce rechazo y que, incluso, me gustaría que Pablo cambiase de afición deportiva porque la idea de que le rompan la nariz me horroriza. Aunque le sigo pagando el gimnasio y guantea a diario, este deporte no es el mío.

Intento entender la relación entre mi hijo y la pasión de este boxeador profesional por lo que hace. La encuentro: descubro que son almas gemelas en sentimientos; seres que dicen casi lo mismo y de una manera muy similar en el tono de voz, la cadencia o la mirada:

 “A Dios, no lo conozco. Creo en mí mismo”, dice Sergio.




En ese momento, mientras le escucho me ocurre lo mismo que con mi hijo: Siento ganas de decirle: “No te preocupes; aunque tú no conozcas a Dios, estoy segura de que Él sí te conoce a ti. Y te ama, eres un ser bondadoso, lleno de ternura”.

No se lo digo. Sí le pregunto por su madre, sus batallas y su manera de sentir las relaciones familiares: “Hay golpes que no se dan y duelen mucho más”, dice mientras habla de cómo ha conseguido vencer el miedo con un truco mágico e infalible viéndose ganador, positivo, seguro de la victoria; de lo importante que es evitar a las personas negativas, "esas que te tiran hacia abajo, esas que no creen en ti", dice.

Entonces me imagino a mi hijo Pablo sintiendo lo mismo con sus casi diecinueve años, soñando lo mismo, hablando de esa manera tan impactante y tan sabia: “Tú puedes conseguirlo, que nadie te quite la ilusión; rodéate de personas que crean en ti, apártate de las tóxicas porque no te van a ayudar a logar tus sueños”.

Me gustaría, ciertamente, que Pablo aprendiera la lección de Sergio:“el fracaso no existe; es más fuerte el que aprende a levantarse de una caída que aquel que nunca ha tropezado”. Este boxeador madrileño tiene un sueño: “Estoy seguro de que alguno de mis chavales, alguno de los que yo enseño a boxear, será campeón del mundo”. No lo dudo, Sergio. Tienes corazón de campeón y alma de poeta.

lunes, 27 de noviembre de 2017

Los hombres también lloran

Rafa Sánchez, a la izquierda, conversa con el artista El Chojín poco antes de comenzar la presentación en la sede europea
La noche del viernes 24 de noviembre quedará para siempre en la memoria de las paredes de la Sala Europa de las instituciones europeas de Madrid. Quedará también grabada en la mía, agotada de rebelarse para ser medianamente libre o justa en medio de una cultura de desiguales. Allí, frente a los 150 invitados que repletaban la sala, quedaron impregnadas las lágrimas de algunos de los protagonistas de  Hombres por la igualdad, el libro escrito por Nuria Coronado que edita LoQueNoExiste.

Gracias por tanta sinceridad. Gracias, por las confesiones y reflexiones valiosas sobre cómo no ser machista; sobre cómo ser un verdadero hombre. "Me he trabajado mucho", aseguró Rafa Sánchez, uno de los dieciséis protagonistas del libro durante el emotivo encuentro de presentación. "Crecí con el cotidiano temor de pensar que un día llegaría a casa desde el cole y encontraría sin vida a mi madre" dijo.

Medialuna se encargó de celebrar este gran evento, pocas horas antes de que miles de personas en España llenaran las calles de pancartas de denuncia contra la violencia machista. Nos acompañó el portavoz de la Comisión Europea, Dimitri Barúa, y gran parte del equipo de colaboradores y de amigos de la agencia. Cada vez somos más y mejores. Las palabras nos van embelleciendo. En cada lanzamiento logramos un hito, un avance.  Este libro engrandece la colección Talento femenino  y a nosotros, empeñados en que la cultura nos hace mejores personas. Aquí podemos oir de nuevo las intervenciones de maravillos hombres y la autora. El acto fue retransmitido en streaming.
https://www.youtube.com/watch?v=OUzbpCPMEjU

Fran Orantes, querido, amado para siempre, tienes mucha emoción: "Una madre es para siempre.Para mi, mi madre, era pura virtud", declaras en la página 38 de este maravilloso libro.  Sécate las lágrimas; lo has conseguido, eres puro amor, nos has dado una lección de humildad y de capacidad de superación. Tu infancia es también la nuestra. Has heredado la fortaleza de una mujer que quiso alzar su voz y denunció la injusticia de los malos tratos aún a costa de su propia vida. Nos emocionaste a todos con tus lágrimas.

Euprepio Padula, lo dijiste alto y claro:  "muchas mujeres son también machistas". Usan términos terribles como "si hay cojones" para expresar una falsa fortaleza. En este libro aseguras a Nuria Coronado que "aún, esta sociedad sigue siendo muy patriarcal, y de un patriarcado rancio, casposo, donde muchas mujeres que llegan al poder dan por supuesto que lo hacen usando métodos y armas masculinas". Gracias. Nos dejas un testimonio sabio, una vida de la que aprender.

jueves, 23 de noviembre de 2017

Los libros de la estantería de mi cama no son casualidad

Sabes que, por mucho que te ofenda, no creo en las casualidades. Tumbada sobre mi cama, giro en
La estantería de mi habitación, junto a mi cama
posición fetal en busca de descanso y me doy de frente con títulos que me reflejan el alma: Pensar después de Auschwitz me trae a la memoria el silencio de una relación antes y después de rota; Cien años de soledad, que la vida, por mucho que dure, no es interminable y que mejor si la disfruto. Tal vez, el truco para conseguirlo consista en valorar esas nuevas arrugas recién estrenadas.

Sigo leyendo mi estantería: El secreto de la felicidad familiar me recuerda que tengo amigas que, aunque sean testigas de Jehová respetan que yo siga en mis trece de rezar cada noche a la Virgen María para que perdone mi sumisión a tantos amores, hijos, amistades, y conocidos. ¿Qué he hecho yo para merecer leer tantas veces sola El diario de Ana Frank? Las preguntas ya no me sirven. Solo me interesan las respuestas, sin lamentaciones. Me prometo aprender de tantos libros a vivir mejor mi propia vida, a decir “no” antes de que me salgan canas, a gritar “basta” antes de que el abuso sea demasiado sonoro o el silencio demasiado largo. A veces me propongo vivir en otro país de habla inglesa, eso me dice el pequeño diccionario comprado en Dublín hace casi 30 años.

miércoles, 8 de noviembre de 2017

No tengo miedo a mi luz: brillaré

 Empresarias, una manera de estar en el mundo es algo más que un libro. Es un punto de inflexión en mi vida, un homenaje, un reconocimiento y un estímulo para seguir creando. Comparto aquí la entrevista de esta semana en Televisión Española, a propósito de esta iniciativa. Gracias al maravilloso programa Emprende por existir y por darme voz.


El emprendimiento femenino ha sido desde el principio de los tiempos de Medialuna una bandera que he defendido con pasión. Es la mía. Creo profundamente en mi capacidad para construir empresa y generar riqueza y voy a usarla . También creo en la fuerza de miles de mujeres que hacen lo mismo. El mundo sería mejor si más mujeres estuvieran más presentes, más vivas, más luminosas. La humanidad tiene un déficit de presencia femenina y somos nosotras mismas las únicas que podemos resolverlo. Nadie nos puede empujar. Solo cuando somos conscientes actuamos. Yo lo he decidido: voy a actuar, a crecer y a estar presente.

Más de trescientas personas me acompañaron  en la presentación de Empresari@s, una manera de estar en el mundo (LoQueNoExiste), la obra colectiva puesta en marcha por Medialuna y editada por LoQueNoExiste. Me siento orgullosa de la iniciativa y me gustan los testimonios sobre cómo emprender con éxito. Las casi cien autoras procedentes de toda España han compartido visiones y experiencias sobre cómo impulsar una empresa, incluso en las peores circunstancias.

Todas coincidieron en que, “la honestidad es rentable”, tanto en casa como en mundo de los negocios; conviene rodearse de personas comprometidas; ser rápido en las decisiones; mantener siempre la confianza y, sobre todo, ser socialmente responsable.La presentación de esta obra se llenó de frases y mensajes en torno a un nuevo estilo de liderazgo, impulsado por mujeres y centrado en la confianza y la generosidad.

Aunque creas que todo está en la cuerda floja, que la empresa va a pique, no desesperes. Confía en ti; confía en tu equipo; encuentra soluciones. Saldrás adelante si persistes. Hoy, después de 17 años de empresa, lo tengo más claro que nunca. Se avecina un 2018 lleno de oportunidades, proyectos y mejoras.


miércoles, 25 de octubre de 2017

El éxito llega cuando cada uno de el cien por cien

 Siempre he creído que los colectivos son la suma de individuos diversos. Me gusta conocer a las personas. Cada cual tiene su propia luz. A menudo, no somos conscientes de ella, nos creemos pequeños, incapaces, partes minúsculas de colectivos abstractos, indeterminados. A menudo, nos apagamos, nos oscurecemos en la inmensidad de colectivos de los que solemos quejarnos: el Gobierno, la Comunidad de vecinos, la familia.
Con Marta Araújo (a mi derecha), Rubén Blanco, Benjamín Pelaz y Elena Alonso
durante la Gala de Premios empresaria 2017 de ASEME, 

Es más fácil camuflar nuestra responsabilidad en el conjunto de un grupo; más sencillo mirar hacia afuera que al interior, donde sin duda acabamos encontrando todas las respuestas. Por eso, a partir de este párrafo, usaré la primera persona del singular. Escribiré mi propia visión de liderazgo; compartiré lo que he aprendido intentado hacer equipo en mi propia empresa o construyendo una familia.

Celebro que estoy construyendo un equipo y creciendo

¿Qué es un equipo, cómo funciona? Siempre he preferido pensar en personas, en conjuntos de hombres y mujeres unidos por una misión o circunstancia concreta. Me consta que una sola persona es capaz de cambiar la humanidad. Intuyo, por tanto, que el poder de un equipo es o puede llegar a ser inmenso, superior. No sé si lo he logrado en todos estos años. Sigo en ello. Es sin duda alguna la tarea más difícil y de la que depende todo: Hay empresa si hay equipo. Se factura más o menos en función de la fortaleza o debilidad de un equipo.